El Gobierno y el equipo técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegaron este miércoles a un acuerdo sobre la séptima revisión del staff level agreement del Programa de Facilidades Extendidas de la Argentina. Una vez que el Comité Ejecutivo lo apruebe, Argentina tendrá acceso a u$s 4.700 millones en Derechos Especiales de Giro (DEG).

En un comunicado, el FMI criticó a la gestión del exministro de Economía, Sergio Massa, al explicar que "el programa se desvió gravemente de su rumbo. Se incumplieron las metas de déficit fiscal primario y de deudas internas para finales de septiembre, y datos preliminares sugieren que las metas de fin de año se incumplieron incluso por un margen mayor”.

En este sentido, la misión del organismo multilateral de crédito, encabezado por Luis Cubeddu y Ashvin Ahuja, dijo que "la nueva administración heredó una situación económica y social excepcionalmente desafiante, con desequilibrios macroeconómicos crecientes que reflejan principalmente políticas inconsistentes y expansivas, especialmente durante los últimos trimestres del año pasado. La inflación mensual se aceleró hasta el 12,8 por ciento en noviembre, las reservas se agotaron, la moneda se sobrevaluó aún más y la brecha cambiaria aumentó a máximos históricos".

"La continua dependencia del financiamiento del banco central y de medidas intervencionistas llevaron a un mayor deterioro del balance del banco central y a un sobreendeudamiento de la deuda comercial de los importadores. Mientras tanto, los salarios reales cayeron aún más hasta alcanzar mínimos de varios años y se estima que los niveles de pobreza superaron el 45 por ciento", alertaron en el texto.

El organismo también destacó el "sólido paquete de políticas" llevadas a cabo por el gobierno asumido el pasado 10 de diciembre y destacó el "apoyo social y político al plan de estabilización". "El Presidente Javier Milei y su equipo económico actuaron de manera rápida y decisiva para desarrollar e implementar un sólido paquete de políticas con el objetivo de restaurar la estabilidad macroeconómica, demostrando total determinación para llevar el programa actual de vuelta al rumbo correcto", indicaron.

El comunicado del FMI, que fue publicado por el sitio Ámbito, también manifestó que "a medida que se implementan las políticas y se reconstruye la credibilidad, debería iniciarse un proceso gradual de desinflación, acompañado de un fortalecimiento adicional en las reservas y una eventual recuperación en la producción, la demanda y los salarios reales”.

"El desembolso propuesto tiene como objetivo apoyar los fuertes esfuerzos políticos de las nuevas autoridades para restaurar la estabilidad macroeconómica y ayudar a Argentina a satisfacer sus necesidades de balanza de pagos", sostuvieron.